Censura al cómic, la verdadera “Broma Mortal”

La noticia de esta semana en el mundo del cómic va por cuenta de la polémica censura a la reciente carátula de la entrega Batgirl (DC Comics) debido a presiones de un grupo pseudo-moralista que la encontró ofensiva y abusiva para el público femenino. Ésta es la carátula:

¿De cuándo acá Joker tiene que ser un personaje políticamente correcto?
¿De cuándo acá Joker tiene que ser un personaje políticamente correcto?

Para dar a entender las dimensiones que tiene este evento, tomaremos como referencia (traduciendo apartes al español) el artículo de Joshua Rivera publicado en Entertainment Weekly por su pertinencia, claridad y su presición para señalar el problema que nos interesa.

El pasado 17 de marzo, DC Entertainment anunció el lanzamiento de una portada alternativa para el cómic Batgirl # 41 del mes de junio. Esta portada, que muestra a Batgirl aterrorizada en las garras de Joker, es un homenaje a la famosa novela gráfica Batman: La Broma Mortal de Alan Moore y es además una de varias alternativas encargadas por el editor de la publicación.

En un comunicado difundido en comicbookresources.com, DC aclara que la portada estaba siendo retirada a petición de Rafael Abuquerque, el artista, después de que un importante (?) número de fans se pronunció en contra de ella.

Good for DC. Case closed. Right? After all, a big comic book company is listening to its fans!

Como menciona Rivera en su artículo, esto no es así.  Resulta que un grupo de aficionados está molesto por la decisión de DC, más que todo porque el editor le prestó atención a una minoría de fans mojigatos que ignoran el origen de la ilustración y que no los representa. Este grupo lanzó una petición para recuperar la tremenda portada que cancelaron y que cita lo siguiente:

“Debido a una minoría de gente que se ofende con facilidad y que se ha atribuído de forma colectiva el rol de vigilante, DC a acordado retirar la carátula Variant(*) Batgirl-Joker por petición del artista. Esto no es acerca de la carátula en sí, sino de la importancia de no permitir que una minoría controle la elección de la mayoría. De la censura irracional.” 

(*) Variant - Carátula de colección, de las que lanzan varias para una misma publicación.

Es decir, según esta petición los editores de la publicación se dejan coartar por un puñado de fariseos melindrosos que juzgan el libro por su portada (guiño, guiño) pero que son clientes potenciales. Va uno a mirar y es cierto…

DC enfrenta entonces un problema que tiene dos vertientes: por un lado, la decisión de retirar la portada se da alegando que  no es coherente con la narrativa de este cómic en particular (fresca, dinámica, divertida) y por lo mismo se aleja del público objetivo al que va dirigido.  Ok, en mercadotécnia tiene sentido, pero por otro lado, el que comprende la importancia de esta portada, está el background oscuro e impactante de la historia de Batgirl y su relación con Joker (Joker, un demente perverso, el Payaso-Príncipe del Crimen, ¡por favor!) como aparece en Batman: La Broma Mortal, uno de los eventos más significativos en la historia de Batman y en la apreciación de la novela gráfica (así no le haya gustado mucho a su creador, Alan Moore).

Sólo después de leer este cómic puedes comprender lo que la carátula censurada representa...
Sólo después de leer este cómic puedes comprender lo que la carátula censurada representa…

¿No lo has leído? ¡¿Qué demonios estás esperando?! Es simplemente fascinante. Aborda, entre otras cosas el origen de Joker y su relación arquetípica con Batman, sin dejar de lado cómo la locura y la cordura afectan las vidas de quienes los rodean, en este caso a James y Barbara Gordon, y… mejor no seguimos escribiendo porque la emoción nos llevaría a una hemorragia de spoilers (nuevamente, guiño, guiño).

¿Qué seguirá después de esto si la Policía Políticamente Correcta se sale con la suya? ¿Joker dejará la cosmética para no parecer travesti? ¿Talia y Batman se casarán para que Damian tenga un hogar nuclear feliz? ¿Se someterán Poison Ivy y Harley Quinn a un tratamiento para “curar” su bisexualidad? ¿Gatúbela volverá a ponerse falda larga? ¿Robin se irá a dormir temprano? ¿Entrará Bane a una clínica de rehabilitación? ¿Volverán negro a Gordon para no parecer racistas?

Esperemos no tener que comprobarlo. Mientras tanto, ¡No te pierdas el siguiente bati-episodio por este mismo bati-canal!

Deja un comentario